¿Quienes somos?
La Fundación Espató es una ONG de carácter privado, formada por personas voluntarias que, comprometidas con el despertar/recordar consciencial, hemos elegido “dejar de luchar” en el “antiguo mundo” y desarrollando nuestros dones y talentos, ponemos nuestro potencial al “servicio de todos”, Es – para – todos, Espató, colaborando en la creación de un Nuevo Mundo, Unido y en Paz.
¿Qué significa Espató?
Espató; “Gracias por asumir tu poder y utilizarlo en beneficio del colectivo”
Hace unos años solía utilizar la palabra Espavo al encontrarnos, los que conocíamos su significado, al despedirnos, al enviarnos un SMS, un email, etc. Espavo significa literalmente “gracias por asumir tu poder”, poder que tenemos al saber quiénes somos en realidad, referido a nuestra verdadera esencia y al importante papel que desempeñamos en el Universo. Era utilizada en los tiempos de Lemuria como un saludo, por lo que estaba constantemente en los labios, oídos y en el pensamiento de todos, formando parte del sistema de creencias de esa cultura. Vendría a equivaler a nuestro actual hola y adiós.
Pese a ser una palabra nueva en nuestro lenguaje diario, y muy poderosa, se me quedaba corta: no la encontraba plena de contenido, le faltaba algo. Por ello, no dudé en reconocer una nueva palabra cuando me llegó en una meditación. Era derivada de la palabra original pero con una terminación diferente: Espató. Su significado también es distinto.
No es suficiente con que cada uno tomemos nuestro poder, ya que ese poder se puede emplear para beneficio propio o de nuestro grupo. Esto hace que sigamos manteniendo la energía de separación que tantas experiencias, digamos “desagradables”, nos han proporcionado. Precisamente de esas experiencias hemos aprendido que hay otra forma de emplear ese poder y es, en beneficio de todos.
Espató en lugar de una palabra lemuriana, es un término andaluz, resumen de la expresión Es – para - todos –Es pa tó–. El significado que le damos es “gracias por asumir tu poder y utilizarlo en beneficio del colectivo”.
Los tiempos tan apasionantes que estamos viviendo nos invitan a utilizar nuevamente esta forma de saludo ancestral, adaptada al Ahora. También nos recuerda que todos, pese a ser diferentes, somos, en esencia, iguales y formamos parte del Uno, de la Totalidad y tomando consciencia de ello, actuamos a cada instante de nuestra vida.
Si así lo sientes y te apetece, explica lo que significa y úsalo cada vez que lo creas apropiado. Gracias.
Enrique Álvarez. “Espató”

Pilares
¿Qué nos inspira, nos pone en movimiento, constituye la base de nuestra actividad y el “sentido profundo” a nuestra vida actual?
Nuestra Visión:
Una humanidad regida por un nuevo paradigma basado en la Consciencia y en la Paz. “El Cielo en la Tierra”.
Misión:
Nuestra única Misión es “Vivir la Vida disfrutándola en consciencia” haciendo lo que “sentimos” en cada instante que, coincide, con el desarrollo de nuestros dones y talentos puestos en común en beneficio de todos.
Valores:
Actuamos con Confianza,  Compromiso,  Creatividad,  Desapego y Profesionalidad basando nuestros actos en la Integridad,  el Equilibrio,  la Transparencia y el Servicio a Todos.
Si pones tu Intención en actuar centrado en tu propio Ser, compartiendo tus dones y talentos y subordinas tus distintas personalidades a su libre expresión y fluir.
Si pones tu Atención en el Aquí y Ahora desprendido de la ambición de acumular los resultados de tu acción.
Si te sientes conectado a todos los seres vivos, respetas y valoras a cada uno en su diversidad.
Si eliges vivir en abundancia liberado del apego y reconoces la impermanencia de todo en la vida como base del desapego.
Si confías totalmente en la fuerza de la Vida, eliges actuar movido desde tu sentir más profundo sintiendo que todo lo manifestado es perfecto,  aceptando y abrazando cada devenir con agradecimiento.
Y, si actúas liberado del enjuiciamiento y la crítica, trascendiendo la dualidad, entonces, resuenas totalmente con los valores de la Fundación Espató.
No hay nadie mejor ni peor que nadie, todos estamos en camino de “anclar el Cielo en la Tierra”.