Los que formamos parte de la FE nos denominamos, a los efectos de poner un nombre que simplifique nuestros compromisos, espatoenses (activistas conscienciales) y anclamos la vibración Espató del lugar.
Espatoense es una persona igual que todas, de cualquier edad, sexo, país, religión, raza, creencia (para el que aún tenga creencias) que, tras un amplio periodo de profunda reflexión personal, ha encontrado un ideal/objetivo/propósito de vida basado en el amor a uno mismo y a todos como a uno mismo, lo procura practicar a cada instante de su vida y ha formulado los siguientes compromisos consigo mismo (1):
- Compromiso personal de estar en un camino de auto-conocimiento, auto-empoderamiento, auto-endiosamiento, como cada uno desee llamarlo.
- Compromiso con el colectivo, poniendo con amor todo su potencial, experiencia, dones y talentos -en definitiva, todo su Ser-, en beneficio de todos. Es-para-todos, Espató.
- Compromiso de procurar ser consciente las 24 horas, 365 días al año, en adelante y para toda la vida.
- Compromiso con su Grupo Espató. Al sentir que la fuerza de un grupo de personas que estén en parecida vibración es de auto-ayuda, impulsa y/o se incorpora a un GE en su zona de residencia, asistiendo en la medida de sus posibilidades a las reuniones que se convoquen y participando, dejando la mente y uniéndose desde el corazón en lo que resulte de dichas reuniones y de las actividades que se organicen.
Los espatoenses encontramos el sentido a la vida en el camino de irnos transformando en el Dios que SOMOS.

Nos organizamos en grupos, por ciudades y países.
¡Donde dos o más se reúnan en mi nombre (Amor), ahí estoy Yo (Amor)!

¿Qué es un Grupo Espató? (GE). Es un grupo de espatoenses de un mismo lugar comprometidos con la intención de reunirse periódicamente y llevar a la práctica los compromisos espatoenses.
Aunque por cuestiones formales nos denominemos “grupos”, no formamos ni somos un grupo; nos "sentimos" mejor como una familia unida en el amor.

¿Para qué agruparnos? Aunque los espatoenses somos seres independientes, nos unimos de forma interdependiente para conseguir un objetivo común: traer el Cielo a la Tierra.
Dado que el "recorrido iniciático" es muy solitario, nos reunimos, además, para sentirnos acompañados, expandidos, escuchados, atendidos, respaldados por la familia espatoense y, desde el amor, compartir lo que sintamos.
Para regalarnos la alegría, tras muchas vidas, de reconocernos, de reencontrarnos, como una gran familia en Navidades, para hacer juntos lo que hemos escogido, en consciencia, hacer precisamente aquí y ahora.
Porque tenemos muy claro que un conjunto es mucho más que la suma de las partes y que somos muchos en el camino de la toma de consciencia, aunque estamos, de momento, muy desconectados. La FE puede ser un espacio donde reencontrarnos, crecer y compartir desde la quietud, el silencio y siempre, desde el corazón.
Lo que nos está demandando el universo, para los que estemos listos e independientemente de la distancia física en la que nos encontremos, es unirnos desde el corazón en lugar de con la mente, para crear una gran red con todos los seres que vibramos en la energía del Amor.


Grupos en formación.
De momento se están formando en los siguientes lugares:

España:

- Alicante

- Asturias

- Bilbao

- Badajoz

- Barcelona

- Huelva

- Jaén

- Jerez de la Frontera

- Madrid

- Málaga

- Murcia

- Navarra

- Sevilla

Otros Países:

Alemania

Argentina

Colombia

Chile

Ecuador

EEUU (California)

México

Perú

Uruguay

Venezuela


¿Interesad@?

Si tras la lectura y necesaria reflexión de todo lo anterior "sientes" incorporarte/impulsar un GE en tu zona, es necesario envíes un email a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo., con la siguiente información:
- Nombre completo.
- Ciudad y, en su caso, país.
- Número de teléfono móvil de WhatsApp, con prefijo del país.
- Confirmación con los cuatro Compromisos Espatoenses.
- Y, todo lo que sientas compartir.

Está todo por hacer. No podemos mirar atrás porque nada de lo anterior nos sirve en esta nueva etapa que estamos eligiendo vivir, pero lo tenemos muy claro: lo hemos de hacer desde el corazón, por lo que no hay nada ya que planificar, organizar, construir, etcétera, con la mente. Fluimos con la vida que somos y tra-jugamos (2) juntos, es mucho más divertido.


Tu corazón es libre. Ten el valor de hacerle caso y, si así lo sientes, ven con nosotros para entre todos anclar el Cielo en la Tierra y vivir en un mundo unido y en paz.

Muchas gracias por tu colaboración y compromisos.
Abrazos de Paz. Namasté. Espató.

NOTAS:

(1) "El compromiso es únicamente de cada persona consigo misma". Se ha repetido varias veces en el texto anterior pues había personas que han preguntado por no estar suficientemente aclarado.
Cuando nadie me mira, ¿quién me ve? Reflexiona, por favor, un momento antes de responder. Nos está viendo nuestro Ser. En el cumplimiento de los compromisos que tomamos como espatoenses, no hay nadie, ajeno a nosotros, que nos controle, nos vigile, esté pendiente de nosotros... Estamos en un camino de consciencia y, como cualquier persona, somos los únicos responsables de nuestra actitud, de nuestros sentimientos, pensamientos, palabras y actos... en definitiva, de nuestra vida.

(2) La palabra, todos lo sabemos, es muy poderosa, por lo que vamos a ir utilizando nuevas palabras que, de momento, no existen pero van teniendo un significado profundo para nosotros.
Ya sabéis todos a estas alturas lo que significa Espató y espatoense. Ahora un nuevo verbo: trajugar.
La palabra trabajo viene del latín tripaliare. Tripaliare viene de tripalium (tres palos). Tripalium era un yugo hecho con tres (tri) palos (palus) en los cuales amarraban a los esclavos para azotarlos.
Jugar. La palabra jugar viene del latín iocari ("hacer algo con alegría"). De ahí derivan las palabras juego, juguete y juglar. Iocari viene de iocus (broma). De esta misma raíz nos viene joya y jocoso. Trajugar, por tanto, se refiere a hacer lo que hemos venido a hacer sin esfuerzo, con gozo, alegría, pasándolo bien, compartiendo y agradecidos por ser conscientes de ello.